“Uno de los grandes desafíos del gobierno es hacer eficiente la logística”

“Uno de los grandes desafíos del gobierno es hacer eficiente la logística”

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, en el Encuentro Nacional de Logística. Bajo el lema “la productividad como desafío en la cadena de abastecimiento”, más de quinientas personas participaron del XXVI Encuentro Nacional de Logística Empresaria, organizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), el 2 de noviembre pasado, en el predio de La Rural en la ciudad de Buenos Aires.

Luego de las bienvenidas de Hernán Sánchez y Gabriel García Polignano, presidentes de ARLOG y del encuentro, respectivamente, tomó la palabra el economista Carlos Melconian, quien disertó sobre la situación económica actual y perspectivas para la Argentina de 2018. El expresidente del Banco Nación trazó un resumen de las incertidumbres y las expectativas a partir del anuncio de las distintas reformas la impositiva y laboral, principalmente por el presidente Mauricio Macri. Opinó: “El triunfo del oficialismo aliviará el panorama 2018-2019 en gobernabilidad y poder político. Fue importante ganar por los desafíos económicos”.

Además, agregó que la economía está saliendo de la recesión de 2016 y volviendo a los niveles de 2015. Salir de la estanflación es otra condición necesaria no suficiente: porque ya no hay más reactivaciones al siete u ocho por ciento anual, solucionadoras de los desbalances de la macro. Enumeró los desafíos de este gobierno: bajar el déficit fiscal, la tasa de interés, la inflación, subir el tipo de cambio, mejorar el salario real y reactivar la economía. Por último, vaticinó que la inflación este año terminará en un veinticuatro por ciento.

La siguiente charla estuvo a cargo de Gastón Remy, titular de Dow Región Sur de América latina, quien ofreció la visión de los empresarios y también relató su experiencia como presidente del Coloquio de IDEA 2017. El ejecutivo aseveró: “En el exterior ahora se ve a la Argentina mucho mejor de lo que nosotros la vemos adentro”. Añadió que “en el mundo empresarial, se requiere menos ideología y más valores”.

Más tarde fue el turno de Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, quien se refirió a los planes de transporte del gobierno. El funcionario aseguró que uno de los grandes desafíos que tiene es la infraestructura y desburocratizar al sector, así como hacer más eficiente la logística. También destacó las obras de infraestructura en marcha en las distintas modalidades de transporte y las acciones para eliminar sobrecostos.

El Plan de Transporte incluye la duplicación de kilómetros de autopistas; un fuerte impulso al tren de cargas con obras de infraestructura y mejoras en la operación; obras en puertos e hidrovías para el desarrollo del sector; la implementación de Metrobus y SUBE en ciudades para mejorar la movilidad urbana; obras de mejoras y electrificación en trenes del área metropolitana, y el desarrollo del sector aéreo a partir de la modernización de la infraestructura, del rediseño del espacio aéreo y del ingreso de nuevas líneas que multipliquen la conectividad federal.

Además hizo alusión al plan de inversiones sobre la base de acuerdos entre el Estado y el sector privado denominado PPP, que ofrece al sector privado varias ventajas, como cortar la ejecución de la obra si los pagos se atrasan, indexar cánones o tarifas, y reclamar en tribunales extranjeros, entre otras.

También sostuvo que, en puertos argentinos, la inversión pública es de doscientos sesenta millones de pesos, en tanto que la privada llegar a dos mil quinientos millones. Indicó que, luego de veintiún años, vuelve a construirse un nuevo puerto en el país. Se hará en Itá Ibaté, en la provincia de Corrientes, para aumentar las exportaciones, fomentando el desarrollo de la región. Tendrá acceso a través de la ruta nacional doce y será punto de salida fluvial hacia el transporte marítimo de ultramar, que contribuirá a mejorar las condiciones de integración física y económica con los países de la Cuenca del Plata.

A continuación, Ezequiel Lemos, presidente de Belgrano Cargas y Logística, hizo una síntesis de las acciones e inversiones de la empresa. Recalcó que hay empresas que volvieron a apostar al ferrocarril. Marcó como hechos positivos la incorporación de nuevas unidades, la optimización de vías, máquinas, y la capacitación para el personal. Indicó que el tren y el camión son hermanos que se complementan. En contextos de crecimiento, hay lugar para los dos. Luego, hizo alusión al nuevo centro de control de tráfico que permite monitorear, en tiempo real, el posicionamiento de los trenes. Las tres líneas ferroviarias atendidas por el Centro de Control de Tráfico recorren 17 provincias argentinas, con más de nueve mil kilómetros de vías.

Posteriormente, se presentó el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quién resaltó que “es prioritario atender a quienes no están representados y es importante abrir oportunidades a quienes están en el trabajo informal”. A su vez, agregó: “Las empresas resaltan que tienen una enorme imprevisibilidad sobre cuál es el costo laboral”, y añadió: “La falta de previsibilidad propia que tiene la Argentina explica por qué hay un desincentivo a la creación de puestos de trabajo”.

Al respecto, sostuvo: “Estamos trabajando en una mesa de trabajo entre empresarios y el sector trabajador que genere previsibilidad al sector. Vamos a avanzar en las próximas semanas con empresarios y sindicatos para desarrollar un marco laboral sostenible que incluya a todos”. En cuanto al vínculo entre educación y trabajo señaló que es fundamental que las empresas se adecuen para capacitar a sus trabajadores. “Queremos generar mecanismos de acceso inclusivo al trabajo” concluyó.

El encuentro también contó con la presencia de Carmen Polo, subsecretaria de Planificación de la Nación. Por la tarde el presidente de ARLOG, Hernán Sánchez, se refirió a la participación de Argentina en la Asociación Latinoamericana de Logística (Alalog), bajo la presidencia de Jorge López, presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol) y del presidente de ARLOG como presidente alterno.

Además reflexionó sobre los resultados que arrojó un estudio que ALALOG llevo a cabo con los países de la región: Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay.

Algunos de los puntos más sobresalientes fueron: a excepción de Uruguay que está en similares condiciones, la Argentina es más competitiva respecto del costo del transporte de larga distancia medido en dólares; tenemos una diferencia respecto de la región de casi un cincuenta por ciento, exceptuando Brasil que es un cincuenta por ciento más barato; salvo Uruguay tenemos el combustible más caro de la región, un setenta y tres por ciento de diferencia con Ecuador; la Argentina tiene el precio de neumáticos más eficiente que en el resto del mundo, de la región; en cuanto a los lubricantes, hay una diferencia de casi cincuenta por ciento de diferencia en contra de la Argentina; respecto del costo de la mano de obra básica aplicada a un chofer de larga distancia, la Argentina está un treinta y cuatro por ciento arriba de Uruguay, un cincuenta y tres por ciento con Perú, un sesenta y tres por ciento con Paraguay, un sesenta y siete por ciento respecto con Bolivia, y esto es preocupante; en cuanto al valor de acceso a m2 de alquiler de depósito, Argentina está más barato que Paraguay, Brasil, Ecuador, y Uruguay y un poco más caro que Perú y México; la carga impositiva también es la más alta.

Noticias Relacionadas