Telefónica anunció su retiro de varios países de la región latinoamericana

Telefónica anunció su retiro de varios países de la región latinoamericana

El Consejo de Administración de Telefónica ha aprobado hoy, a propuesta de su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, un nuevo plan de acción que servirá como catalizador de la transformación de la compañía y que persigue: priorizar los mercados donde la compañía pueda ser relevante y crecer en un modelo sostenible a largo plazo, impulsar las oportunidades de mayor potencial de crecimiento apalancando a la vez el valor de sus infraestructuras, e incrementar la agilidad y mejorar la eficiencia.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha trasladado al Consejo de Administración su convencimiento de que Telefónica tiene ante sí una oportunidad enorme de crecimiento. Asimismo, explica que se trata “de una revolución tecnológica, pero también de una revolución social que alterará nuestro futuro inmediato. Una revolución que va a generar billones de euros de valor y, probablemente, nos ayude a solucionar retos que hasta ahora el ser humano no había podido conquistar. Para que esta revolución sea buena para todos, debe ser justa e inclusiva. Debe ser humana”.

En una carta dirigida a los stakeholders, el propio Álvarez-Pallete afirma que es, “sin ningún género de duda, la más importante que os he escrito desde que fui nombrado presidente de Telefónica”. “Las compañías que no asuman su responsabilidad en este nuevo mundo dejarán de ser relevantes en el corto plazo. Los directivos que no nos comprometamos con el largo plazo y la sostenibilidad no estaremos siendo responsables”, afirma el presidente ejecutivo de Telefónica.

“Nos corresponde imaginar, diseñar y construir la compañía que queremos ser en el futuro. Lo hemos hecho, la hemos imaginado, la hemos diseñado y queremos empezar a construir el camino hacia ella”, añade. El presidente ejecutivo de Telefónica afirma que “las incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas y regulatorias, y la elevada competencia en el sector requieren una asignación del capital cada vez más exigente. Si en el pasado la baja penetración de los servicios de voz y datos, especialmente en los países emergentes, aseguraba el crecimiento futuro, la madurez creciente de los mercados y la aparición de nuevos competidores sujetos a distintas reglas demanda aproximaciones estratégicas muy focalizadas”.

Las nuevas necesidades y crecientes demandas de los clientes, tanto particulares como empresas, ante la explosión de la conectividad y la Inteligencia Artificial, la generación de valor para los accionistas a corto, medio y largo plazo, y la visión de los empleados sobre la compañía también han sido, según indica el presidente en dicha carta, puntos relevantes para la configuración del nuevo modelo.

En este sentido, el presidente ejecutivo de Telefónica ha presentado hoy el nuevo plan de acción que servirá de catalizador de la transformación de la compañía y que se ejecutará en torno a cinco decisiones estratégicas: – Focalizar la inversión y crecimiento en los cuatro mercados más importantes de la compañía: España, Brasil, Alemania y Reino Unido; la creación de Telefónica Tech; la creación de Telefónica Infra; un spin-off operativo bajo una única sociedad de los negocios en Hispanoamérica; y la redefinición del Centro Corporativo.

La implementación de todas estas medidas se espera que permita generar, entre otros efectos, más de 2.000 millones de euros adicionales de ingresos y dos puntos porcentuales de mejora en el margen de flujo de caja operativo (OpCF) en 2022.

Con este plan, la compañía quiere también iniciar una nueva forma de comunicar a los mercados. En virtud de ella, durante los próximos meses Telefónica irá informando de detalles adicionales derivados de esta nueva organización.

El Consejo de Administración de Telefónica ha aprobado hoy, en el marco de las decisiones adoptadas a nivel del Grupo, una nueva organización en la principal operación del Grupo, Telefónica España, que persigue impulsar aún más el crecimiento, tras nueve trimestres consecutivos de mejora de los ingresos, a la vez que pone aún más foco en el cliente.

Esta nueva estructura, impulsada por el presidente ejecutivo de Telefónica España, Emilio Gayo, refuerza las funciones de María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España, aumentando su responsabilidad sobre los ingresos y recursos de la compañía.

Óscar Candiles, actual director de Estrategia, BI y Nuevos Negocios, incorpora la responsabilidad de los ingresos mayoristas, así como la Oficina de Gabinete del presidente y consejera delegada. Raquel Fernández León asume la dirección de Personas en sustitución de Javier Delgado, quien después de una exitosa carrera en Telefónica, asumiendo diferentes posiciones de responsabilidad, ha impulsado durante los últimos tres años la transformación de la política de personas en Telefónica España, culminada con la firma del nuevo convenio colectivo, que proporciona un marco de estabilidad laboral para los próximos años.

Se crea la figura del director de Transformación, que será responsable del seguimiento y la ejecución de los proyectos de transformación de Telefónica España, y a cuyo frente se sitúa a Sergio Sánchez Gallego. Continúan en sus funciones y dependiendo del presidente las direcciones de Secretaría General y Regulación (Nicolás Oriol), Finanzas y Control de Gestión (Jesús Pérez de Urigüen), Seguridad (Amador Madejón) y Comunicación (Juan Emilio Maíllo), aglutinando la responsabilidad integral de la comunicación de la compañía, tanto externa como interna.

Noticias Relacionadas