La OPS pide no descuidar la situación social y económica, al tiempo que COVID-19 se expande en Latinoamérica

La OPS pide no descuidar la situación social y económica, al tiempo que COVID-19 se expande en Latinoamérica

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, pidió a los países que aborden las emergencias de salud, sociales y económicas, al tiempo que indicó que está «profundamente preocupada» por la rápida expansión del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19) en la región de las Américas.
 
“La pandemia nos ha obligado a abordar tres emergencias al mismo tiempo: una emergencia de salud, otra social y otra económica. Para tener éxito, necesitamos un enfoque conjunto”, dijo la doctora Etienne en la sesión informativa para medios de comunicación. “Los países deben apoyar sus economías mientras crean redes de protección social sólidas y adoptan medidas de salud pública basadas en evidencia que son esenciales para salvar vidas», indicó.
 
La Directora de la OPS destacó la rápida expansión de COVID-19. “A nuestra región le tomó tres meses alcanzar 1 millón de casos, pero le tomó menos de tres semanas para casi duplicar ese número”, dijo. Se han reportado más de 1,74 millones de casos de COVID-19 en las Américas, con más de 104.000 muertes.
 
En la última semana, hubo un aumento relativo del 18% en los casos y un aumento relativo del 23% en las muertes, en comparación con la semana anterior. Entre el 4 y el 11 de mayo, se registraron más de 96.000 casos adicionales, incluidas 5.552 muertes en América del Sur. Eso representa un aumento relativo del 45% en los casos y un aumento relativo del 51% en las muertes, en comparación con la semana anterior.
 
En América del Sur, los sistemas de salud en grandes centros urbanos como Lima y Río de Janeiro se están viendo desbordados rápidamente. El impacto de COVID-19 en las grandes ciudades de la cuenca del Amazonas también se extiende a «pueblos más pequeños y comunidades remotas, incluidas las áreas indígenas, donde el acceso a la atención médica es un desafío», dijo Etienne.
 
La OPS continúa coordinando la respuesta en todos los países, «pero pedimos a las autoridades sanitarias nacionales y locales que trabajen aún más estrechamente para contener la propagación del virus y fortalecer la capacidad del sistema de salud», añadió.
 
Tras indicar que los aumentos en el desempleo han llevado a millones de familias a la pobreza, Etienne destacó: “Si bien nos mantenemos en esta peligrosa etapa de la pandemia, se necesitan recursos financieros para ayudar a las personas a hacer frente a los impactos económicos de quedarse en casa o estar sin trabajo. Esto es vital para mantener el virus bajo control y reducir la duración de esta crisis en cada país.
 
“Los Jefes de Estado y los Ministros de Salud y Finanzas enfrentan el mismo dilema: cómo mantener a la población segura y, al mismo tiempo, proteger los medios de vida de las familias y las comunidades. Es un equilibrio difícil de alcanzar, pero no imposible”, subrayó.
 
La doctora Etienne anunció que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la OPS “trabajarán juntas para dar forma a un nuevo modelo en el que los sistemas de salud resilientes y la cobertura universal de salud se consideren clave para el crecimiento económico y la protección social”.
 
“Solo cuando los países hayan controlado la transmisión estarán en condiciones de poner en marcha un período de transición prudente y bien planificado”, dijo el Dr. Etienne. La OPS está trabajando en estrecha colaboración con el FMI, el BID, el Banco Mundial y otros para ayudar a coordinar la respuesta económica a la pandemia, señaló.
 
“La COVID-19 nos recuerda que cuando invertimos en los sistemas de salud, mantenemos a nuestra gente segura y nuestras economías fuertes. Cuando garantizamos el acceso a los servicios de salud para todos, reducimos la desigualdad y construimos sociedades más resistentes”, concluyó.

Noticias Relacionadas